Prensa Energética

Optimizando nuestra potencia eléctrica

Según la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia) cada KW de potencia eléctrica cuesta 42,23€ al año, por lo que ajustar la potencia eléctrica a tus necesidades reales supondrá un ahorro importante en tu factura de la luz.

Aquí te damos algunos consejos para optimizar la potencia eléctrica de tu vivienda o negocio.

Para potencias contratadas menores de 15 kW, hay varias opciones como el clásico prueba y error en el que se conectan todos los aparatos al mismo tiempo para ver si el botón de control de potencia salta, si no salta existe la posibilidad de reducirlo, comprobar si hay que reducir o mantener la potencia mediante medidores inteligentes que señalen la potencia máxima de la vivienda o utilizar una calculadora de potencia en la que se debe introducir la potencia en kW de los electrodomésticos que hay en la vivienda

Para potencias superiores a los 15 kW, la demanda de potencia se vigila mediante maxímetros. Estos equipos anotan las potencias cuartohorarias máximas de los tres periodos de facturación (punta, llano y valle) con los que se saca el valor promediado de esos quince minutos de medición. Por lo tanto el maxímetro refleja el valor cuartohorario del mes y la relación entre ese valor y la potencia contratada se calculará la potencia a facturar.

Para hacer esto, la mejor opción sería contar con un asesor energético, el cual analizará la factura y los maxímetros de los últimos 12 meses reales comprobando si los puntos máximos llegan a la potencia real contratada.

Hay 3 métodos usuales que te podrá recomendar para bajar la potencia:

Reducir únicamente el periodo P1 (punta) y P2 (llano) y dejar el P3 (valle) sin modificar. Esta es la opción más recomendada ya que se puede aumentar la potencia más adelante sin que suponga un coste adicional ya que realmente su potencia contratada sigue siendo la del P3

Reducir el P3 por debajo del P1 o P2, recomendable para empresas que por la noche no tienen trabajo, algo poco corriente puesto que el coste de la potencia en el P3 es muy bajo por lo que el ahorro en potencia sería poco considerable.

Reducir los tres periodos a la vez, no recomendable porque puede tener un sobrecoste en tu factura, ya que conlleva a la actualización del Boletín o el Certificado Energético. 

De todas maneras, nuestro consejo para optimizar tu potencia de la manera más exacta posible es que cuentes con un asesor energético cualificado. De esta manera no tendrás ningún problema.