Prensa Energética

El gas natural en España: Introducción

El gas natural es la segunda fuente de energía primaria en España y la tercera en consumo de energía final, después del petróleo y la electricidad. En los últimos años, el gas natural ha hecho hueco en el mix energético español gracias al acceso de nuevos núcleos de población, como por la instalación de centrales de ciclo combinado en el sector eléctrico. La industria del gas representa el 0,5% del PIB español y emplea a 150.000 personas de forma directa e indirecta.

¿Porqué sabemos tan poco del sistema gasista español?

Esto se debe a diferentes motivos, pero uno es probablemente que el sector eléctrico es la punta de lanza del cambio de modelo energético y es ahí donde vemos el posible cambio hoy con el debate de las energías renovables, nuevas tecnologías, legislación española y el futuro incierto que tenemos por delante.

Tanto el sector eléctrico como el gasista contienen actividades que son monopolios naturales que requieren de grandes inversiones, ambos se liberalizaron en los años noventa, los precios de ambos se sitúan entre los más caros de Europa, las actividades necesarias (reguladas y no reguladas) están controladas por unas pocas grandes empresas; y al igual que el sector eléctrico, se creo una Tarifa de Último Recurso.

El importante crecimiento de la infraestructura gasista española en los últimos años se debió a la necesidad de dar soporte a las nuevas centrales de ciclos combinados, pero actualmente con ellas en desuso, las infraestructuras gasistas se encuentran con problemas financieros y se dan cuenta de un problema global del sector energético.

Parte 2: El gas natural en España II: Infraestructuras, agentes y actividades del sistema gasista