¿Todavía pagas por la energía reactiva? ¡Tenemos la solución!

¡Ahorra hasta un 35% en tu factura de la luz dándole una patada a la energía reactiva de una vez por todas!
¿Todavía pagas por la energía reactiva? ¡Tenemos la solución!
¿Tu empresa sigue pagando por la energía reactiva que genera tu actividad económica? Sabemos lo complicado que puede ser, además de no saber por donde atacar el problema. Pero tranquilo, conocemos la solución. ¿Quieres empezar a ahorrar?

Primero… ¿Qué es la energía reactiva?

Para los que todavía no lo saben, es esa energía generada por aparatos concretos —bobinas, ascensores, maquinaria…—. ¿El problema? No se puede reutilizar ni destruir. Esta energía es dañina, ya que reduce la vida útil tanto del cableado como de tus aparatos. Y toda esa energía podría ir a la red eléctrica, ¡de ahí que te carguen un extra en tu factura de la luz!
Pero tranquilo, porque sabemos cómo te puedes deshacer de ella… Y no volverás a pagar ese extra en tu factura nunca más. ¡Prometido!

¿Aún no tienes una batería de condensadores?

Una batería de condensadores es un equipo que se instala en tu instalación eléctrica, de forma que la energía no sale de tu cableado a la calle. No solo evitas que salga, ¡también que circule por tu red! Tienen una vida útil de 10 años, por lo que te puedes olvidar durante mucho tiempo de ello.
Pero no solo le dirás adiós a la energía reactiva en tu factura, ya que esta energía también reduce la vida útil de tus aparatos. Por ello, gracias a tu nueva batería de condensadores aumentarás la vida útil de estos. ¡Y además, proteges la red de posibles subidas o bajadas!
Y no solo queda ahí, ya que tu instalación soportará más al haber eliminado esa energía extra innecesaria. Pero lo que nos interesa es… ¡Reducir tu factura hasta un 35%! ¿No estás interesado?

Instala tu batería sin dejarte ni un euro

¡Pues sí, se puede! Y todo gracias a nuestro renting. Con él, tendrás tu batería y podrás ahorrar. Y no solo eso, no tendrás que pagar ni un euro inicia. Ni uno. ¡En serio! Pero las ventajas de esto no se quedan ahí porque, ¡te puedes deducir la cuota de IVA, IRPF o IS! Sí, porque todo lo que tenemos es algo bueno.
Puedes financiar tu aparato hasta 10 años con un renting flexible que se adapta a tus necesidades y a tu presupuesto. ¿Empezamos con el ahorro?