¿Qué es un PPA y qué tipos existen?

2021-08-23T09:45:56
¿Te interesaría vender la energía que produces? Si la respuesta es sí, deberás firmar un PPA o Power Purchase Agreement.
¿Qué es un PPA y qué tipos existen?
Seguramente el nombre ni te suene, pero los PPA son algo muy popular y común entre grandes empresas del sector de la energía renovable. No sólo se pueden realizar en España, hay empresas que tienen acuerdos en Estados Unidos; México; Australia…
¿Quieres saber más sobre los PPA y cómo pueden ayudarte en tu negocio?

¿Qué es un PPA?

Imagina que quieres montar una instalación de placas solares para tu empresa, aunque no tienes el capital suficiente para realizar la inversión. Aquí es donde los PPA pueden ayudarte.
Un PPA —Power Purchage Agent— es un tipo de contrato en el que un desarrollador de energía renovable paga la inversión para la empresa, asumiendo los costes y el mantenimiento.

¿Por qué asume el desarrollador todos los costes?

Este tipo de contratos suelen ir enfocados a un tipo de empresa: empresas grandes que necesitan mucha electricidad. Por ejemplo, empresas como Apple, Facebook o Amazon tienen contratos de PPA.
Apostando por este tipo de contratos conseguimos más energía renovable, más inversiones para mejoras e implementaciones, energía más barata, productos adaptados a cada caso… Para el desarrollador implica más financiación para otros proyectos, apostando así cada vez más por la energía renovable.

¿Qué tipos de PPA existen?

Existen dos tipos: los PPA Onsite y los PPA Offsite:

  • PPA Onsite. La instalación se monta en las instalaciones de la empresa, conectado a la red eléctrica interna —solo para ti—. El desarrollador es quien realiza la inversión, instalación y mantenimiento. Por supuesto, la energía generada es la que utiliza tu empresa.
  • PPA Offsite. En caso de no tener espacio o no querer montar una instalación, existe la posibilidad de conectarse a la red eléctrica manteniendo un contrato con un parque eléctrico en concreto.

La diferencia entre ambos es que con el PPA Onsite la instalación está en tus manos, mientras que con un PPA Offsite tu energía viene de un parque externo. Aunque la primera opción suena muy interesante, es importante recalcar que hasta que no finaliza el contrato —el cual ronda los 8-15 años—, la instalación sigue siendo propiedad del desarrollador. 
Esto significa que la energía que generes la venderá a un precio más bajo, ya que tu demandas menos energía. Una vez finalice el contrato, la instalación pasa a ser de tu propiedad, además de la energía que generan —que por supuesto, será gratis—. 
Ahora que ya conoces los contratos PPA, ¡tú también puedes apostar por la energía renovable! Comunícate con nosotros y déjate asesorar por uno de nuestros consultores energéticos.